Actividades y Eventos

Durante el encuentro se abordaron distintas miradas acerca de cómo el deporte genera beneficios en áreas como educación, salud y en la vida de barrio. Todos concordaron en la idea que es necesario trabajar e invertir tanto desde el ámbito público como privado.

Escrito por

Representantes de la universidad, del gobierno y de la sociedad civil se dieron cita esta mañana para conversar y debatir en torno a un tema que apasiona de manera transversal: el deporte.

Durante el seminario “El deporte en Chile: Una mirada desde las Políticas Públicas”, se abordaron temas como la importancia de esta actividad en la educación y la necesidad de apoyar a los alumnos a compatibilizar los estudios y una carrera deportiva de alto rendimiento.

En el discurso inaugural, el rector de la UNAB, José Rodríguez, destacó que “el deporte es un componente muy importante en la educación. Parte de la formación se hace en la sala de clases, pero otra parte se hace fuera de ella, donde están presentes valores como el liderazgo, el trabajo en equipo y la lealtad”, aseguró la autoridad.

En ese sentido advirtió sobre la necesidad que las universidades entreguen facilidades y acompañen a los estudiantes en la difícil tarea de hacer deporte de alto rendimiento y estudiar. “A nosotros nos ha ido bien. Somos la casa de estudios que acoge la mayor cantidad de deportistas universitarios en Chile y queremos seguir progresando”, asegura.

El encuentro organizado por el Centro de Políticas Públicas de la universidad, además contó con la participación de Ruth Olivera, Seremi de Deportes de Valparaíso quien hizo un diagnóstico, asegurando que dentro de los principales problemas se cuenta los altos niveles de sedentarismo en la población, pocas horas de educación física en los colegios y la baja inversión pública y privada en el sector.

Dentro de los objetivos detalló que se encuentra la necesidad de aumentar el número de deportistas de alto rendimiento y detectar el talento, lo que se logra fomentando el deporte masivo, formativo. Además aseguró que en esta tarea las universidades cumplen un papel fundamental: “Para nosotros el  mejor veedor son las universidades. Acá nacen los talentos y los desarrollan, pero es un trabajo conjunto para que ese esfuerzo que realizan como universidad también pueda ser potenciado por nosotros y viceversa”.

Otras miradas

Durante la jornada, no sólo se habló del alto rendimiento, también se abordó el deporte como un instrumento para el desarrollo, perspectiva a cargo de Víctor Gutiérrez, director ejecutivo de la ONG Fútbol Más.

Esta institución trabaja en los barrios promoviendo el desarrollo y resiliencia de niños y adolescentes que viven en contextos de vulnerabilidad. Una intervención social a través del fútbol.

Según Víctor “el deporte tiene el valor agregado de ser una herramienta que genera comunidad a una velocidad superlativa”,  además valoró que es un aporte en materias de salud física, mental, seguridad ciudadana y un aporte para generar formadores y sociedades más inclusivas.

Para la institución se debe trabajar en torno al uso del deporte como herramienta de transformación de cualquier realidad social; en ampliar el trabajo interministerial, en potenciar la inversión en estudios que evidencien los beneficios del deporte y en enriquecer las malla curriculares de los profesionales en torno a esta materia.

Por su parte Felipe Brangier, Capitán selección nacional de Seven a side Rugby, contó su experiencia al estudiar y competir al mismo tiempo.

“Es complicado compatibilizar el tiempo con todas las responsabilidades que uno lleva sobre todo en un medio amateur. Es difícil es desgastante, pero con voluntad y esfuerzo por supuesto que se puede”, asegura.

Egresado de ingeniería comercial en 2012, recuerda que el apoyo que le entregó la UNAB fue fundamental a la hora de afrontar su carga académica y competir, además asegura que cada vez que puede cometa con los seleccionados más jóvenes, lo esencial que es el apoyo de los profesores y la institución.

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas

Share This